Make your own free website on Tripod.com
Weimi Club

Home

¿Es usted un buen compañero para un Weimi? | Historia de la raza | Características | Boletín de noticias | Notas escritas por los integrantes de este loco club | Recordando a los amigos que ya no están | A emocionarse un poco | Diario de un perro | Nuestros bebes | Álbum de fotografías del club | Paginas personales de nuestros weimis | Club Argentino de Weimaraner | Servicios en general | Links interesantes | Comunicate con nosotros | Foro y Libro de visitas del Weimi Club
¿Es usted un buen compañero para un Weimi?

Por qué sí, por qué no

NO - Si usted es un amante del sofá y la tele y vive en un departamento chico, un Weimaraner no es una buena idea. Nadie podrá ser feliz y el perro pronto se convirtirá en un problema para convivir.

SÍ - Si a usted le gusta el ejercicio moderado, tal como caminar y tenga un parque cercado o donde él pueda correr con seguridad, podrán ser buenos compañeros.

NO - Si usted no puede decir NO o fijar límites para el buen comportamiento, no tenga un Weimaraner. Funcionaría al revés.

SÍ - Si usted desea un amigo inteligente, un compañero que lo estimulará, que requerirá momentos diarios de atención, de entrenamiento, de compañerismo y de diversión, el Weimaraner es para usted.

NO - Si usted desea un perro que se siente tranquilo y que espere su llamado, usted debe pensar en otra raza.

Foto de William Wegman, Yin and Yang in Red, 2001

cachorroswegman

Conclusiones

Esta es una raza que usted amará o que odiará. Pase tanta hora alrededor de un weimi como pueda antes de decidir si ésta es la raza para usted.

Primero, si usted, o alguien de su familia, no está en su casa la mayor parte del día, no conviene tener un Weimaraner. No importa lo hermosos que sean y cuánto deseen tener uno, hay que pensar que dejando un Weimaraner por horas lograrán frustración para el perro y cólera para usted cuando vuelva y descubra los destrozos que el Weimi hizo en su ausencia.

Un día pasa, dos también, pero al tercer día, maldecirá al perro, a la vida, a su trabajo, etc. etc. etc. etc y miles de etc. Claro usted pensará que es un poco exagerado, y ve que mucha gente tiene Weimis, y muchos más de uno, pero hay que evaluar las situaciones personales de cada uno, en otro momento tal vez pueda tener ese Weimaraner tan deseado.

Es muy difícil decirle que no a esos ojos azules, orejas grandes, piel sobrante, mimoso, de 40 días, pero en pocos meses esa dulzura pesará mas de 30 kg, y así seguirá creciendo y cada vez más inteligente, y si está solo más destructor.

Pero si pasan el test y pueden tener un weimi, se maravillarán de como se comporta si está bien entrenado.

En una familia con un bebe de 8 meses, dos gatos, un nene de 4 años, se le ha enseñado a traer los juguetes del nene, a no entrar al cuarto del bebé a menos que un adulto esté presente, a caminar tranquilamente al lado del cochecito. Él parendió que los gatos son parte de la familia, sabe cuándo conseguirá sus premiso, cuándo es hora de jugar con los chicos, de jugar con los adultos y la hora de dormir. Pero todo esto fue el resultado del trabajo de sus dueños, que aunque el Weimaraner no es difícil de entrenar, compensándolo con su alimento preferido, requiere paciencia y sobre todo firmeza, y sobre todo ser mas imaginativo que él.

Var hijo de Fenix de Venezuela

año.jpg

Foto de William Wegman, Peek and Poke, 1997

wegman

Weimis tips

¿Cuánto entrenamiento será necesario? El tiempo que usted necesita dependerá de dos cosas.

1. De qué le quiera enseñar ( lo básico, trucos, trabajo avanzado de la obediencia, recupero de presas, etc.)

2. Cómo lo va a entrenar (la constancia, alabanza, paciencia y repetición -mientras más, mejor).

Es relativamente fácil enseñar a un weimi dónde hacer sus necesidades; les gusta ser limpios en sus hábitos personales y la mamá les enseñará sus primeras lecciones.
Muchos criadores comienzan el entrenamiento elemental, antes de que los perritos se vayan para sus nuevos hogares. Muchos criadores también comenzarán a tratarlos con suavidad para socializarlos.

El ejercicio será bueno tanto para el dueño como para el weimi y ayudará a establecer quién es el jefe, mientras le enseña a realizar habilidades útiles y de diversión. Los Weimaraners pueden aprender a hacer casi todo. Los dueños de un weimi suelen contar las historias de sus perros, desde que pueden girar una canilla para conseguir agua; abrir todo tipo de puertas; incluso una persona contó cómo su weimi giró la perilla del microondas y con la patita abrió la puerta, imitándola. Pueden aprender miles de trucos.
Si le brindas el tiempo necesario, encontrarás en ellos un compañero cariñoso y devoto, pero cuidado de no mostrarte débil de carácter ya que un Weimaraner sin un "jefe", puede destruir una habitación, romper una puerta fácilmente, etc.. Su instinto cazador es muy fuerte y elimina cualquier frontera arquitectónica.
Nunca caminan por la calle tranquilos sin estar con su correa y cansados, al menos que esté bien adiestrado. No ponen atención al tránsito, y un gato que pase por su camino los incitará a correrlo por donde sea, antes de que te des cuenta. Tolerarán a tu propio gato, con el que vive y crece, pero no permitirán otro gato en su territorio.
No son la clase de perro desobedientes. Aceptarán que usted tiene que ir a trabajar, que usted tiene que dejarlos a veces, pero esperan que pase la mayoría de su tiempo con ellos. Aman el salir con ustedes, y luego los acomáñarán sentándose a su lado mientras miran la televisión.
Estos comentarios apuntan a facilitarte algunos elementos para que puedas tomar la decisión correcta. Es mejor enterarse antes que después de tenerlo en casa. Y es seguramente mucho mejor para el Weimaraner.

Como comenzar a entrenar

¿El cachorro se queda sentando?, ¿por qué? Porque hay alimento. ¿Cómo? Muestrele la golosina sobre su cabeza. Asi hasta que usted diga sentado y él lo haga; ayúdelo, al principio, empujándolo suavemente, pero cuando lo logre no se olvide de darle su recompensa.

Luego seguirá con otras órdenes, por ejemplo a que se quede sentado un tiempo; se le dirá sentado, usted contará hasta 10, y como siempre cuando lo logre, le dará la recompensa.

Igual con abajo; primero sentado y usted irá recorriendo con la golosina el piso, y las patas delanteras irán resbalando, y a darle la recompensa, esta es una de las lecciones más importantes para una raza tan dominante.

A partir de estos trucos podrán enseñarles muchas cosas más; la recompensa es necesaria, incluso yo misma voy a trabajar por un sueldo. Lo ideal es comenzar el entrenamiento desde que llega a la casa, comenzando con el lugar en donde van a hacer sus necesidades, ya que de cachorro no tienen el control de un adulto y la mayoría de las veces va a hacer sus cosas más en casa que en la calle.

TEST PARA SABER SI USTED PUEDE TENER UN WEIMI